Nuevas opciones sin gluten en VIPS

Hace un par de días estuve en uno de los restaurantes VIPS que tienen opciones para celíacos y han renovado sus cartas. Tanto la normal como la de celíacos. No es mucha la diferencia en la carta sin gluten, pero han agregado un par de opciones. Además de la pizza, sándwich de jamón y queso y lasaña, ahora tienen nachos con queso de aperitivo. Para postre, además de los profiteroles que ya tenían ahora tienen un postre que es un vasito con algo de chocolate y nata (no recuerdo el nombre) que se veía muy goloso. Lástima que no quedaba. Pedí los nachos, lasaña y profiteroles. Los nachos (marca Doritos) te los sirven con queso fundido y te dan la bolsa con los que sobran. Me los llevé al cine al día siguiente. Para mi gusto, este entrante es demasiando salado. Entre la sal de los nachos y la del queso definitivamente no es una buena opción para hipertensos.

Nachos Vips

La lasaña está bien. El tamaño es pequeño, pero si acompañas con un postre o aperitivo es suficiente. Para mi gusto le falta la salsa de tomate. La carne solo lleva queso y bechamel, sin embargo está buena de sabor, solo que yo soy tomate-adicta. Los profiteroles, depende del día. A veces están fresquitos, con la nata fría y el sirope de chocolate caliente. Deliciosos. Otros días la masa no está tan fresca y se nota la diferencia. Es cuestión de tener suerte. Bueno, al menos nuestras opciones se van ampliando. Se me ocurre que podemos escribir a VIPS para agradecer que estén ampliando la oferta de platos sin gluten y aprovechar y hacer nuestras sugerencias. En su página de Facebook y Tuenti podemos escribirles. Yo ya lo hice.

En está página de la Asociación de Celíacos de Madrid está la lista de los restaurantes VIPS con carta para celíacos.



7 comentarios
  1. Hola,
    Ayer estuve en un Vips y fue decepcionante para mi hijo y para mi. La lasaña no se cómo describirla, incomible… Y los profiteroles sabían a plástico… Gracias a la bolsa de Doritos puedo decir que comimos algo… Pero nos dolió pagar por algo así…por favor cambien ese menú….
    Muchas gracias….

    • No solo estoy de acuerdo contigo sino que se lo dije a personas del grupo vips. Te recomiendo hacerles llegar tus comentarios. Puedes contactarlos en su página web. Me dijeron que están pensando en cambiar el menú sin gluten. Primero lo harán en Ginos.
      Saludos

  2. Hola, anoche fui a cenar a un Vips, el de Tres Aguas en Alcorcón que tiene carta sin gluten, y cuál fue mi agradable sorpresa al descubrir que han añadido nuevos platos y postres sin gluten. Aparte del sandwich de jamón y queso de siempre, la lasaña boloñesa y los nachos Tex Mex, ahora tienen el flatbread de pollo barbacoa y la cheeseburger con patatas fritas. En los postres ¡ya tenemos tortitas sin gluten!!! y Brownie de chocolate. En fin, os digo que lo mejor fue volver a comerme unas tortitas con nata y chocolate… El chocolate viene en un vasito cerrado con el letrero CELÍACOS visible en la tapa. La cheeseburger estuvo bien, aunque un poco escasa de ingredientes, una loncha de queso y la hamburguesa nada mas. Y las patatas fritas eran de las de paquete. Pero a las tortitas les doy un 10.

  3. Me diagnosticaron celiaquía en noviembre y antes de eso no solía frecuentar el Vips (para mi la relación calidad-precio era nula). Desde esa fecha he ido dos veces al restaurante en Las Palmas de GC y he salido horrorizada. La primera vez me pedí una hamburguesa que solo tenía carne y queso (como si fuera el tomate y la lechuga lo que contiene gluten) mas seca y sosa que nonguna que había probado. Encima, las papas eran de paquete (que para lo que me costo la hamburguesa ya podrían haber sido de oro). De postre me pedí tortitas para compartir, y fue el error mas grande de mi vida, tuvimos que pedir dos bebidas mas para bajarlas.
    El finde pasado volví, esperando acertar esta vez con mi elección. Pero me equivoqué de nuevo. La lasaña es, sin duda, lo peor que he comido nunca (y eso que aunque lleve poco tiempo siendo celiaca he probado y experimentado mucho con la comida sin gluten). Lo peor de todo no fue solo el sabor ni la textura, ni el diminuto tamaño de la lasaña; sino los casi once euros que me costò la broma. No volveré a ir jamás.

Añadir comentario

Los campos marcados* son obligatorios.