Posts con la etiqueta ‘sopa’

23 nov
2011

Pastillas de caldo sin gluten y sin lactosa (con receta rápida)

Caldo Vegetal sin glutenSantiveri acaba de anunciar su nuevo de caldo de verduras apto para celíacos (sin gluten, sin lactosa, sin glutamato y sin grasas hidrogenadas). Está elaborado a base de proteínas de soja, almidón de maíz, hortalizas (puerros, zanahorias, tomate, apio y cebolla) y especias como la cúrcuma y el extracto de romero. La caja con 12 pastillas cuesta 2,55 €. Solo hace falta disolverlo en agua caliente y ya tienes caldo.

Aunque lo mejor es hacerse uno su propio caldo, yo suelo usar caldo líquido preparado (en brick) y siempre elijo marcas que no tengan conservantes ni aditivos (como el glutamato). Suelo usar el de Mercadona, Aneto o Gallina Blanca, pero en algunas recetas te sugieren que uses pastillas de caldo y hasta ahora no conocía ninguna marca sin gluten. Las he probado y me gustaron. También son muy prácticas para cuando vas de viaje. Mejor llevarte la cajita de pastillas que 2 bricks de caldo en la maleta… je, je…

…seguir leyendo »

Comentarios: 2
Etiquetas: ,
24 jul
2010

Helados sin gluten en el País Vasco y en Madrid

Acabo de hacer una escapada al País Vasco (precioso) y me sorprendió la cantidad de heladerías que había. En San Sebastián había muchas, muy bonitas y apetecibles. De vez en cuando entraba a alguna de ellas y preguntaba si tenían helados sin gluten. Es muy frecuente que te digan que los sorbetes (los que son de frutas) no tienen gluten, pero siempre está el problema de la contaminación porque sirven todos los helados con la misma cuchara.

Mi buena amiga B que conoce muy bien la zona y siempre está pendiente de sus amigas celíacas me recomendó la Heladería Boulevard (Alameda Boulevard, 20, San Sebastián) que tiene helados sin gluten y están envasados en tarrinas independientes. Así no tienes que preocuparte por la forma de servirlo. Son enormes para una persona, pero me lo comí TOOODO. Elegí una que tenía mitad chocolate y mitad avellana. Sabía a Nutella. Delicioso. Pura glotonería.

En la calle San Pedro en Hondarribia hay una heladería que sólo tiene helados de yogur (me aseguraron que era puro yogur sin nada más) y luego le puedes poner encima diferentes tipos de mermelada y otros toppings, pero ahí ya era más difícil saber cuáles son seguros.

A muchos kilómetros de ahí, en Majadahonda, Madrid (C.C. Montes del Pilar, C/ Valgrande, 1) acaban de inaugurar la heladería argentina “Dolcelatte” con helados aptos para celíacos y para intolerantes a la lactosa. Cuando mencioné que era celíaca me dieron una lista con los sabores aptos. Carolina, la chica que me atendió buscó una cuchara que tenía guardada, la lavó y me sirvió de la parte de abajo que no había sido tocado. Ella me comentó que son cuidadosos, pero tenemos que comentar que somos celíacos para que puedan hacerlo con cuidado. Probé el de Dulce de Leche Tentación. Muuuuy rico.  Hay otra en Alcobendas, Madrid (Paseo de la Chopera 125).

Los helados son siempre una opción apetecible en el verano… y hablando de verano ayer preparé una sopa fría llamada Vichisoise (crema de patatas y puerros) y quedó deliciosa. Es fácil de preparar y sirve tanto calentita en invierno como fría en verano. En el Monasterio de Piedra (Zaragoza) una vez me la sirvieron fría en pequeños vasitos como aperitivo, decorada con cebollino. Deliciosa. Aunque no tengo problemas en comer sopas calientes en verano. Cuando tenemos tan pocas opciones para comer hay que ser un poco más flexibles y olvidarse de estereotipos, como escribí en uno de mis primeros artículos (desde Estados Unidos) que se llama “Merendando Sopa“.

Bueno, ya está bien de hablar de comida. Me voy un ratito a descansar, aprovechando que es sábado, antes de pensar en la cena.

Comentarios: 3
Etiquetas: , , ,
22 jul
2010

Estudios sobre la vacuna para la enfermedad celíaca

Mi buen amigo E me ha enviado esta noticia publicada en el periódico El Mundo (España) en la que se habla de los avances en el desarrollo de una vacuna para la enfermedad celíaca.

En la Asociación de Celíacos de Madrid, me habían comentado que también se está investigando para el desarrollo de una pastilla que te la tomas y “destruye” o “inhabilita” el gluten en el estómago para que no te afecte al llegar al intestino. No sería útil para todos los días con pequeñas cantidades de gluten, pero podrías utilizarla para un día especial (una boda con un súper banquete) y así tener un día libre de vez en cuando. Según entiendo está en estudio, pero conocí a una chica celíaca que vino de Canadá por un intercambio y tenía un frasco de pastillas que parecía ser eso. Ella no supo explicármelo porque aún no estaba bien diagnosticada. Estaba en plena fase de pruebas de diferentes alergias alimentarias y todavía no tenía muy claro si era intolerancia al gluten o alergia. Pero a lo mejor en Canadá ya se está utilizando.

Por eso es importante hacerse socio de la Asociación de Celíacos de nuestra ciudad o comunidad porque estas organizaciones dedican una parte de sus ingresos a la investigación. Conviene aportar nuestros granitos de arena porque es para nuestro propio beneficio.

Mientras tanto tenemos que seguir con la dieta y por eso ayer preparé Marmitako. Un guiso con patatas y bonito que está de muerte y es sin gluten. Estuve en Hondarribia (Guipúzcoa) y en uno de los mejores sitios de pintxos vascos del lugar (Enbata) probé el delicioso plato. Al llegar a casa busqué la receta y aunque no me quedó perfecto, estaba delicioso. No es un plato muy adecuado para este verano tan caluroso, pero para eso inventaron los abanicos, ventiladores y aires acondicionados ¿verdad?

Comentarios: 7
Etiquetas: , , ,
29 sep
2009

Merendando sopa

Los niños vienen de fábrica sin ningún complejo ni estereotipo. Ni con la moda (puede que les haga feliz llevar dos calcetines diferentes), ni con la comida (mi hijo en McDonals mojaba las patatas fritas en el yogur).

Al crecer nos vamos encasillando según las costumbres de nuestro país y nos acostumbramos a que no se come lentejas en el desayuno, ni se merienda sopa. Pero cuando nuestra variedad de alimentos aptos se reduce tenemos que volver a la infancia y atrevernos a probar cosas nuevas.

La última vez que estuve en Boston, ciudad que me encanta, era una calurosa y húmeda tarde de finales de agosto. Paseando, paseando llegamos a Quincy Market. Antiguo mercado emblemático de la ciudad en donde paramos a merendar. Para mí la merienda es un café con algo de bollería. Como hacía mucho calor hubiera preferido un zumo o refresco con algo salado para picar, pero cuando empecé a ver qué opciones tenía, las posibilidades se redujeron. Así que después de preguntar un rato y olvidarme de mis estereotipos decidí merendar lo más típico del lugar: Clam Chowder. Una deliciosa sopa de almejas y patatas muy típica de la zona de Nueva Inglaterra. Le pregunté al empleado si llevaba gluten y me dijo: “¡Qué casualidad! Justo otra persona me acaba de preguntar lo mismo. Puede comerla sin problema porque se hace con almidón de maíz (corn starch)”. Así que a pesar del calor y lo que sudé, disfrute mucho mi “merienda”. Algo que me encanta de Estados Unidos es no tener horarios para comer.


Sopa de alubias negrasEsta no fue la primera vez que rompí los esquemas de comida. El primer día que estuve en Boston nos fuimos a visitar la Universidad de Harvard y cuando decidimos merendar en Harvard Square paramos en un “Au bon pain” y lo único que había “Gluten free” fue una sopa de alubias negras (Black beans) que estaba deliciosa. Calor, humedad y la sopa a las 5 de la tarde. Además de caliente, era un poco picante. La foto está cortada porque me sudaban hasta las pestañas, pero estaba tan rico que merendaría lo mismo cada lunes.

Comentarios: 4
Etiquetas: , , ,