Trigo sarraceno, con pavo y espárragos

Hoy toca receta y aunque quiero compartir otros lugares sin gluten que me gustaron de mi viaje a Florida, primero quiero compartir esta receta que descubrí hace poco.

Es una receta sin gluten, por supuesto, inspirada en otra que encontré en una revista Mía. No es una revista que me pertenece a mí, es que se llama así… jejeje.

Trigo sarraceno con pavo y espárragos

Para los nuevos en el mundo GlutenFree no os asustéis con el “trigo sarraceno” no es trigo ni una variedad de trigo y no tiene gluten. También se conoce con el nombre de alforfón. Si no tienes trigo sarraceno en casa, la puedes hacer con arroz integral o con quinoa.

Ingredientes para 4-5 personas:

  • 1 taza de trigo sarraceno o arroz integral o quinoa.
  • 1 bandeja de pechugas de pavo en filetes gruesos. Se puede hacer con pollo, pero el pavo tiene menos grasa.
  • 1 manojo de espárragos verdes. Como no es época de espárragos y están muy caros, compré una bolsita de espárragos congelados de 300 g.
  • 200 gramos de guisantes
  • 1 bote de lentejas cocidas de 400 gr
  • Pimienta
  • Sal

Vinagreta (aunque no lleva vinagre):

  • 2 limas o 1 limón
  • 200 ml de aceite de oliva (si es virgen extra, mucho mejor)
  • 1 cucharadita de mostaza
  • Cilantro fresco cortado pequeñito
  • Pimienta
  • Sal

Preparación:

Lavar el trigo sarraceno (la quinoa o el arroz). Calentar dos tazas de agua con sal y cuando hierva agregar el trigo sarraceno. Cocer a fuego lento con tapa los minutos que indique el paquete. El arroz normal tarda unos 20 minutos. El integral bastante más, unos 30. La quinoa, depende de la variedad y el tamaño. Yo siempre me guio por lo que dice el paquete. Escurrir el agua, si le queda.

¿Por qué arroz integral en lugar de arroz normal? Porque la dieta sin gluten es más baja en fibra y el arroz integral tiene más fibra además de que es más nutritivo. La textura es diferente, pero te acostumbras.

Arroz integral

Este día la hice con arroz integral

Cocer los guisantes y espárragos. Yo compré guisantes y espárragos congelados y los hice al vapor en la Thermomix. También se pueden hacer en el microondas. Se ponen en un recipiente con un poco de agua unos 4 minutos a máxima potencia. Pasar por agua fría.

Ahora siempre compro los guisantes y el maíz congelado en lugar de en lata. Es bastante más barato y más saludable.

Lavar las lentejas y escurrirlas. Me gusta enjuagar el líquido que traen.

Lentejas, espárragos y guisantes

Cortar los filetes de pavo en dados o en tiras. Salpimentarlos. Saltearlos en una sartén con aceite de oliva extra virgen caliente. Escurrirlos en un plato con papel de cocina.

Pavo

Pavo

Mezclar el zumo de las limas con la mostaza, cilantro fresco cortado fino, pimienta y sal. Añadir el aceite poco a poco sin dejar de batir para emulsionar.

Aprovecho para recomendar una sal que me gusta. Se llama Herbamare y además de  ser  sal marina sin refinar, tiene hierbas aromáticas y hortalizas de cultivo biológico: apio, puerro, cebolla, berro, cebollino, ajo, levístico (que en mi vida lo había oído), romero, tomillo, mejorana, perejil y alga marina kelp. De alérgenos solo contiene apio. No tienen ni gluten, ni proteínas de la leche, ni huevos, ni glutamato.

Para servir, puedes poner todo en una fuente grande, agregar la vinagreta y revolver y servirlo así revuelto, o puedes usar un aro de emplatar y servirlo en capas para que luzca más bonito. El arroz, trigo sarraceno o quinoa se pondrá abajo, encima las lentejas, luego las verduras y por último el aliño.

Esta es una foto de otra receta parecida de quinoa, pollo y verduras, pero es para que veáis como queda la presentación.

Quinoa pollo verduras

Otra receta de quinoa + pollo + verduras

Cada día se puede variar, por ejemplo, maíz en lugar de guisantes, cebolla roja, pimiento o rábano en rueditas. Es una receta muy completa porque tiene carbohidratos, proteínas y verduras.

Este plato se puede tomar caliente, templado o frío. Es muy cómodo para llevar en un táper (versión española del tupperware) al trabajo o a la universidad. Incluso a los sitios donde no tienes microondas para calentar. Si usas un táper transparente y lo sirves en capas queda muy bonito. Es mucho mejor si es de vidrio con tapa hermética. Los envases de plástico liberan bisfenol A y pfalatos cuando se calientan en el microondas, cuando los metes en el lavavajillas o cuando pones bebidas o comidas calientes dentro. Además, cogen olores y se deterioran. Por otra parte, conviene reducir el consumo de plástico por la contaminación de las aguas. Ya sé que el de vidrio pesa más y es más delicado, pero es un gesto por nuestro planeta y sobre todo para nuestra salud.

Por ejemplo, estos tienen una válvula que te permite abrirla y calentar la comida en el micro sin quitar la tapa y así no ensucias el microondas. Son de Luminarc.

tupper vidrio

Envase de vidrio hermético.
Foto: Luminarc

 

Este no es un post patrocinado, no me pagan por las recomendaciones, simplemente recomiendo cosas que me gustan. El envase de Luminarc, es un ejemplo, hay mil marcas. Yo hace poco compré unos en el Supercor que estaban a muy buen precio, porque son bastante más caros que los plásticos.

Espero que os guste esta receta y que me digáis qué cambios le habéis hecho.

 

 

 



Añadir comentario

Los campos marcados* son obligatorios.

*