Enrique Tomás – Bocatas de jamón sin gluten

Hace unos días, tuve gente de visita y estábamos por el centro de Madrid turisteando un poco. A la hora de comer, “mi cuñado preferido” (el único que tengo), sugirió un sitio del estilo del Museo del Jamón que se llama Enrique Tomás. Hay varios, pasamos por uno cerca de la Puerta del Sol (Calle Tetuán, 19) pero al final nos llevó a otro cerca de la Plaza Santa Ana (Calle Cruz, 25), que es más grande.

Yo ya me había hecho la idea de que no iba a poder comer nada porque estaría todo lleno de migas y pensaba tomarme solo un refresco, pero al llegar mi primera sorpresa fue encontrarme esto en la carta.

Carta

Opciones sin gluten en la carta

Le pregunté a la empleada si tenían el montado de jamón sin gluten. Me dijo que sí, pero que iba a tardar porque tenía que ir a prepararlo todo aparte y luego le pidió a un empleado que cortara 50 gramos de jamón para una celíaca y que tuviera cuidado de que estuviera todo limpio. Empecé a alegrarme ya que daba la impresión de que conocían bien el tema de la contaminación cruzada. Luego sacaron una tabla y cuchillo forrados con film para evitar que se llene de migas y ya fue el colmo de mi alegría.

Tabla

No podía estar más contenta. La chica, que se llama María del Mar y fue majísima, se puso guantes limpios y me lo preparó con mucho cuidado. Aquí está mi bocata y mi tinto de verano:

Bocata y tinto

Bocata de jamón y tinto de verano

Otro de los empleados, que se llama Andrés, me comentó que su sobrina era celíaca y que también conocía las dificultades de la contaminación cruzada. Al terminar, volvieron a lavar la tabla y el cuchillo y lo volvieron a forrar en film.

Mi bocata estaba BUENÍSIMO, tanto el pan como el jamón y además me invitó “mi cuñao”… jeje.

A veces, cuando tienes pocas expectativas, te sorprenden y te dan una alegría como esta. Os lo recomiendo.



1 Comentario

Añadir comentario

Los campos marcados* son obligatorios.

*