Blogtrip sin gluten a Logroño (3ª parte)

Tapeo sin gluten en la calle Laurel

Esta es la tercera parte del blogtrip a Logroño y para mi es la mejor porque es la del tapeo sin gluten. Después de la primera parte con la visita a Ecodiet y de la segunda parte con la comida en el restaurante “De Perdidos al Rios” y la visita turística por la ciudad de Logroño ahora me toca contar el paraíso del tapeo sin gluten. La calle Laurel.

laurel

Si hay algo típico en España es ir de tapas. Es una costumbre muy habitual y a los turistas suele gustarle mucho. En lugar de sentarse a la mesa y pedir cada uno su plato, se piden tapas (o pinchos en el norte de España). Muchas veces de pie, frente a la barra y en muchos sitios en una misma calle te encuentras muchos bares, uno al lado del otro, donde lo mejor es probar una tapa y una bebida en cada una. Como por ejemplo en San Sebastián en la calle Mayor (en la “parte vieja”) o en Gijón en la Ruta de los Vinos o en la zona del Carmen. Hay muchos sitios en España, pero si eres celíaco ninguno como la Calle Laurel de Logroño.

Para mi, desde que me diagnosticaron la enfermedad celíaca, lo de ir de tapas significa beber coca-cola y mirar a los demás. Me lo paso bien porque voy con amigos, pero suelo comer antes de ir porque sino pasaría hambre. El 99% de las tapas van con pan, así que hay pocas opciones. Si hay alguna ración sin pan (toritilla o boquerones, por ejemplo) todos pasan el pan por encima o lo mojan, así que tienes que arrinconarte para evitar la contaminación. Pero aquí todo fue diferente.

Al llegar a la Calle Laurel lo primero que te impresiona es la cantidad de gente. Qué ambiente. Parece fin de año. Con mucha gente, pero sin agobios.

calle Laurel

No hay nada mejor que conocer una ciudad con uno del lugar y para este tipo de actividades no hay nadie mejor que Iñaki de EcoDiet. Se conoce todos los bares y las especialidades de cada uno. El mejor guía gastronómico de la zona. El primer bar en el que entramos fue El Donosti (C/ Laurel, 13) en donde pedimos unos pinchos de solomillo al roquefort o a la pimienta con una copa de Rioja. En pan sin gluten, por supuesto. Exquisitos.

El Donosti

Nos sorprendió la variedad. En la foto siguiente se puede apreciar un logo arriba a la izquierda que dice “SIN GLUTEN”

El Donosti

Tienen dos hornos separados para comidas con y sin gluten.

hornos

Miren nuestras caras de felicidad. No crean que estábamos borrachos, si apenas era el primer bar de la noche… je, je…

Brindis

La segunda parada fue en el Bar La Jubera (C/ Laurel, 18) para probar las mejores patatas bravas de la zona. Aquí si es muy importante el pan sin gluten porque las patatas PICAN. Y PICAN mucho. Así que aquí es mejor pedir agua o coca-cola. Algo que te puedas beber a tragos porque si pasas el picante con vino te emborrachas seguro Sonrisa

jubera

patatas bravas

La tercera parada fue en el “Pata Negra” (C/ San Agustín, 35 esquina con calle Laurel). El mejor bocadillo de jamón sin gluten. Con el pan recién horneado y el queso derretido. ESPECTACULAR.

patanegra

bocata

También tienen cerveza para celíacos, pero yo me concentré en la comida más que en la bebida. Mario (Celicalia) que no soltaba su cámara de vídeo me filmó relamiéndome y disfrutando de mi bocata… ja, ja… espero no salir en YouTube. Parecía una niña con sus chuches preferidas.

La cuarta parada fue en el Blanco y Negro (Travesía de Laurel, 1) donde probamos su especialidad “El Matrimonio”: anchoas (boquerones en vinagre) con pimiento verde frito en un pan recién horneado. DELICIOSO

Blanco y Negro

Después de esto ya no nos cabía más nada y nos tomamos un café, otros una copa en una terraza muy cerca de allí, pero lo más increíble es que hay muchos otros bares con opciones para celíacos que no pudimos visitar Triste

  • Bar Soriano. Especialidad el champiñón
  • Bar Lorenzo. Especialidad el pincho moruno
  • Bar El Cid. Especialidad las setas
  • Bar Las Cubanas. Especialidad el cochinillo
  • Bar Sebas. Especialidad la tortilla de patata
  • Bar Juan y Pínchame. Especialidad brocheta de langostinos con piña a la plancha
  • Bar La Travesía. (C/ San Juan, cercana a Laurel) Especialidad tortilla de patata.

Además de todos los sitios para tapear, hay algunos buenos restaurantes con carta para celíacos como son:

  • Tondeluna, de Francis Paniego (1 estrella Michelín en el restaurante El Portal de Echaurren en Ezcaray, La Rioja)
  • Bocatería Tio Tito. Bocadillos de autor buenísimos y todos sin gluten.

Esa noche me acosté “Cansada pero contenta”. Fui feliz. Nunca había  disfrutado tanto una noche de tapeo con amigos.

Al día siguiente se celebraba el Día del Celíaco en Logroño, así que nos acercamos a ver lo que la Asociación de Celíacos tenía preparado para ese día y sus 700 socios, charlas, picoteo, sorteos, comida y chocolatada.

Luego nos llevaron a hacer una visita a las Bodegas Franco Españolas para conocer como se hace un buen vino Rioja. Que experiencia tan interesante. Una maravilla que recomiendo a todo el mundo.

Bodegas

El vino en las barricas alineadas a ojo con la precisión de un buen cubero. De ahí viene lo de “a ojo de buen cubero”.

Barricas

Botellas y más botellas (un millón de botellas) tras una vid centenaria.

Botellero

Después de aprender sobre todo el proceso de fabricación nos merecíamos un brindis

Brindis

Por último, antes de marchar de vuelta a casa Triste Iñaki y su familia nos invitaron a un aperitivo en el jardín de una casa de campo en Pradillo en las afueras de Logroño. Una vez más, todo sin gluten: deliciosos patés ibéricos, tostadas de pan Schär y exquisitos chorizos de la zona. Todo en EcoDiet.

Una experiencia inolvidable recomendada para todos y especialmente para celíacos. Gracias al equipo EcoDiet.



10 comentarios
  1. Hay algo peor que ser celiaco, no conocer Logroño.
    Gracias por la triple crónica, por transmitirnos lo bien que lo pasásteis. Felicitaciones a quienes hayan organizado y mantenido semejante ruta de tapas aptas, debe haber mucho trabajo detras sensibilizando y una buena respuesta del personal que irá con frecuencia. Además, ¿qué mejor manera de concienciar a los demás? Sin duda, el referente en tapeo.
    El tomar notas… fue por la Coca-Cola, si hubieses tomado siempre vino te hubieses acordado de todo… Demostrado. 🙂

    • Ja, ja… en Logroño sí se puede tomar vino porque comiendo tapas no te emborrachas (tanto). En otros sitios hay que beber refrescos porque sin comer no pasarías del primer bar… ja, ja… Gracias por tu comentario.

  2. Quería darte las gracias por todas tus recomendaciones porque me han ido de fábula!!! estuve en Logroño el pasado fin de semana y me lo pase genial!!! probé todos los pinchos que pude pero me fascinó el matrimonio, que rico!!!
    Además en un bar delante del Parlamento encontré también cerveza belga sin gluten (DAAS) tostada y rubia que también me gustaron mucho. Así que animo a los celíacos a ir de tapeo por logroño 😉
    Muchas gracias por tu difusión!!

    Saludos,

    • Gracias por tu mensaje Delia. Me alegra mucho que te sirva la información y que hayas disfrutado tanto como nosotros.
      Un abrazo

  3. Gracias por tus recomendaciones, nos han sido muy útiles esta noche. Yo también puedo decir que soy una celiaca contenta y además con la barriguita bien llena

Añadir comentario

Los campos marcados* son obligatorios.

*