Mallorca sin gluten II – Recetas saladas


En mi post anterior había prometido hablar sobre los platos típicos de la gastronomía Mallorquina que he conocido (por supuesto sin gluten) y como cuando prometo algo no puedo descansar tranquilamente hasta que lo cumplo, ahí voy…
(Foto: Catedral de Palma de Mallorca)

De la gastronomía Mallorquina sólo conocía las deliciosas ensaimadas, pero desde que soy celíaca han desaparecido de mi dieta. Mi idea, era buscar en la isla un lugar donde las prepararan sin gluten, pero al descubrir otras muchas deliciosas recetas sin gluten, me olvidé por completo de las ensaimadas. En este post van un par de recetas saladas y en el próximo escribiré sobre un par de postres.

TUMBET: Está delicioso. ¿Cómo describirlo? Es un vistoso plato de rodajas de verduras, previamente fritas en aceite de oliva, que luego van al horno en una cazuela de barro cubiertas con salsa de tomate. He buscado en Internet varias recetas y es bastante sencillo. No es muy light, pero está de muerte. En la Wikipedia encontramos un descripción bastante formal y de las recetas que he visto me gusta esta de AventuraMallorca y les enlazo este vídeo de PaperBlog, que aunque en este caso no es la receta típica, tiene una estética muy bonita (mi amiga mallorquina S dice que si no es en cazuela de barro no queda igual). Pero las recetas están para eso, para reinventarlas, adaptarlas, quitarles calorias, gluten o lo que haga falta para poder disfrutarlas.

Se me ocurre, que para hacer una versión menos calórica y más cardio-saludable podríamos asar las rodajas de verduras al horno en lugar de freírlas en aceite. No será lo mismo, pero da menos remordimientos. Ayer aprendí un truco para que al freír las berenjenas absorban menos aceite. Las pasas por harina y luego por agua antes de freírlas. Hay que escurrir el agua con delicadeza porque ya sabemos que el agua en el aceite caliente es peligroso.


LLOM AMB COL (Lomo y col ó repollo)
Qué hambre me da solo de recordarlo. Son filetes de lomo de cerdo enrollados, rellenos de sobrasada y envueltos en hojas de col.  De nuevo, se prepara en la greixonera ó cazuela de barro. Esta receta lleva sobrasada, una de las debilidades de mi padre (una entre muchas otras) y otro embutido llamado butifarrón. Hay que asegurarse de comprar embutidos que no lleven harina. Mi amigo P me regaló una deliciosa sobrasada ecológica sin aditivos ni conservantes que es todo un lujo. Si alguien piensa ir, puedo pedirle los datos de dónde se compra.
Un par de enlaces con la receta de Llom amb col:
La cocina de Auro y ElGuirigall

Hay muchas otras recetas de la gastronomía Mallorquina, pero me he limitado a nombrar las que probé. Se me hace agua la boca. Para seguir explorando sobre la gastronomía de la isla podemos revisar páginas como esta.

Para terminar les voy a hablar, no de una receta, sino de un toque de lujo para condimentar nuestra comida: La Flor de Sal.

Yo conocía la Flor de Sal desde hace tiempo. Es la sal de moda. La conocía como un tipo de sal en escamas, muy exquisita, de la que usan los chefs para diferenciar sus platos del resto, pero no conocía su verdadero origen ni sus propiedades.

En las Salinas de Es Trenc, una de las playas más bellas de Mallorca con preciosos atardeceres, puedes aprender sobre el proceso de obtención de dicha sal. La sal marina tradicional se  recoge de forma mecánica (con palas o tractores), se acumula en montones para luego lavarla (lo que hace que pierda magnesio, hierro, calcio y otros minerales) y envasarla.
(En la foto: montones de sal marina común)

La flor de sal se forma en la capa superior del agua de la salina (como si fuera la nata de la leche) y se extrae de forma manual con una especie de rastrillo o colador sin tocar el fondo, solo a ciertas horas del día. Es una sal de cristales muy finos que no crujen al morderlos y se agrega al plato al final de la cocción ya que se disuelve rápidamente con el calor de los alimentos.
(Foto tomada del folleto de la Flor de Sal de Es Trenc)

En Es Trenc, venden varias versiones de la Flor de Sal aromatizadas con diferentes sabores: con flores de hibisco, con aceitunas negras, con hierbas aromáticas, especias orientales y rosa.
Yo compré una lata de la normal y mi amigo P me regaló una con aceitunas negras. Qué lujo.

La foto es en la tiendita de Flor de Sal en la entrada de la Playa de Es Trenc.

Cómo dije al principio, en mi siguiente post les contaré sobre dos deliciosos postres que tuve la suerte de degustar en Mallorca.

Me voy a recoger moras que quiero aprender a hacer mermelada.



8 comentarios
  1. la ensaimada mallorquina es el imposible sin gluten ( la gracia de ella redica en que precisa de mucho gluten ) .
    Para el tumbet tambien puedes probar 2 cosas poner bastante sal a las rodajas de berenjena y calabacin durante media hora antes de freirlas para que suden ( se elimina el agua y ya no absorven tanto aceite) , y luego reirlas con harina de arroz. Y la otra seria hacerlas a la plancha en lugar de freirlas.

  2. Qué cosa tan rica…me encanta la sobrasada, con todo, con dulce, con salado, en bocata, con queso fundido, caliente, fría….
    Bicosss

Añadir comentario

Los campos marcados* son obligatorios.

*