Tiramisú de fresas “desglutinizado” y “vasificado”

Una buena opción para conocer la gastronomía de un lugar es aprovechar las aburridas horas de espera en los aeropuertos y echar un vistazo a los libros de gastronomía local.

En el viaje que hice a París hace un par de semanas me dediqué a echar un vistazo a los libros de cocina y me llamó la atención que había varios libros de recetas en “Petites verrines” (tarritos). La moda gastronómica en París se basa en las mismas recetas de siempre, pero con una presentación mucho más bonita. En vasitos individuales de cristal o plástico transparente para que se vean las capas de los diferentes ingredientes. Sirve para sopas, ensaladas y sobre todo para postres. Uno de los libros utilizaba en todas sus recetas agar-agar. Un alga que se utiliza para dar una consistencia gelatinosa a ingredientes líquidos.

Así que me antojé de preparar algo en vasitos y me dispuse a buscar una receta que se pudiera “desglutinizar” y “vasificar”. La elegida fue un “Tiramisú de fresas”. Cambié las galletas (bizcochos de soletilla o plantillas) por unas sin gluten (Savoiardi marca Schär). Se mojan en una salsa de fresas con licor y se mezcla con capas de queso mascarpone (con azúcar y huevos) y capas de fresas. 

Ahora se está enfriando en la nevera. Se ve tan rico que me voy a tener que comer dos o comprarme vasitos más grandes.



2 comentarios

Añadir comentario

Los campos marcados* son obligatorios.