Häagen Dazs

Me encantan los helados de Häagen Dazs. Al descubrir que soy celíaca, fue unos de los primeros sitios a los que fui a investigar mis posibilidades y aunque uno de mis sabores preferidos «Strawberry Cheesecake» ya no puedo consumirlo, me sorprendió saber que tengo muchas opciones además del típico helado de vainilla. Por ejemplo, chocolate belga, chocolate con pepitas de chocolate, café, sorbetes de frutas, etc. No podemos tomar ninguno que tenga caramelo.

En todos los locales, siempre tienen la información de alergenos disponible, así que puedes pedirla. Además, en el teléfono 900 15 10 15 puedes preguntar cualquier duda sobre información nutricional.

Si el empleado no está muy familiarizado con nuestra «rareza» deberíamos pedirle que lave la cuchara antes de servirnos el helado, porque un día me pareció encontrar un pedacito de galleta en mi helado de chocolate. El empleado de la tienda (Av. España, Majadahonda, Madrid) tiene familiares celíacos y sabe perfectamente cuáles sabores puedes comer y cuáles no. Además lava muy bien la cuchara antes de servirte como si estuviera contaminada con helado radioactivo.

Y ahora me voy a ir por las ramas… ¿Sabían que la marca Häagen Dazs nació en el Bronx en Nueva York? Su nombre no significa nada, pero nos suena a marca escandinava y dicen que se hizo para hacernos creer que disfrutamos de un placer exótico de los países nórdicos en donde a pesar del frío, se consumen helados todo el año. En algunos países el helado es un refresco de verano o se asocia al calor. En los países del norte de Europa es un postre que se consume todo el año y en mayor cantidad que en el sur de Europa. Siempre se ha posicionado como un helado «premium» con ingredientes de calidad. Para mí son los mejores, con diferencia. Y sí, he estado en Italia y me he comido todos los «gelati» que he podido, pero siguen gustándome más. La pediatra de mi hijo, cuando tenía un año, me decía que podía darle un poquito de helado Häagen Dazs de vainilla, que era de calidad y no tenía muchas porquerías artificiales.



Añadir comentario

Los campos marcados* son obligatorios.